Saltar al contenido

Operarios del Ayuntamiento de Écija fumigan con Glifosato, un peligroso herbicida, sin las medidas de seguridad obligatorias

En días pasados, varios operarios del Ayuntamiento de Écija realizaron trabajos de fumigación de parques, acerados y espacios no asfaltados con un herbicida a base de Glifosato, una sustancia química declarada como “probablemente cancerígena” por la Organización Mundial de la Salud. La aplicación de este herbicida se realizó sin las medidas de seguridad mínimas.

Operarios del Ayuntamiento de Écija, durante las labores de fumigación.

Como recogen manuales de uso y normativas de seguridad laboral, este producto puede ser muy peligroso para las personas encargadas de su aplicación, tarea que exige la utilización de un EPI (Equipo de Protección Individual) compuesto por gafas, mascarilla o máscara completa en función del caso, y guantes. Como se puede observar en las fotografías, y viene siendo habitual en esta y otras localidades vecinas, la fumigación fue desarrollada empleando únicamente guantes, obviando las medidas de seguridad que exige la normativa y poniendo en riesgo la salud de los empleados municipales. Incluso los científicos más optimistas sobre los riesgos de esta sustancia coinciden en que resulta peligrosa si no se cumplen las medidas de seguridad pertinentes. Según Greenpeace, el Glifosato “ha sido detectado en el aire durante la pulverización de los cultivos, en el agua y en los alimentos, así como en sangre y orina de trabajadores agrícolas”.

El área de Medioambiente del Ayuntamiento de Écija declara desconocer el caso, y afirma que “en el mes de agosto, el delegado de Medioambiente [José Luis Ruperti] nombró, mediante una circular, a los encargados como responsables directos del personal. Además, todos los trabajadores han recibido su EPI correspondiente y sus cursos de formación como aplicador, y firman que los han recibido. La responsabilidad, en caso de no emplearlo, es del propio trabajador”, declaraba Carmen Carillo, técnica de Medioambiente, eximiendo de responsabilidades a la Corporación local.

Operarios del Ayuntamiento de Écija, durante las labores de fumigación.

Sin embargo, las posibles consecuencias sobre la salud no entienden de responsables, sino de víctimas. Recientemente, la empresa Monsanto, comercializadora de RoundUp -el herbicida a base de Glifosato más popular, junto al Ranger Pro- ha sido condenada a indemnizar con 289 millones de euros a un hombre estadounidense que padeció cáncer como consecuencia de exposiciones continuadas a este producto mientras trabajaba como conserje de una escuela. Según la Justicia, la empresa actuó con malicia al ocultar, o desconocer por falta de diligencia, la peligrosidad que entraña el producto. Ahora, con una sentencia en contra, Monsanto se enfrenta a miles de denuncias similares que podrían tener un potente impacto en la compañía.

Si bien la legislación comunitaria y nacional permiten el uso en el espacio público y privado de estos fitosanitarios, también recoge obligaciones y recomendaciones a menudo ignoradas. Por ejemplo, el Real Decreto 1311/2012 de uso sostenible de fitosanitarios en España establece que la Administración competente pueda aplicar el principio de cautela, y limitar o prohibir el uso de productos determinados en zonas o circunstancias específicas para garantizar la seguridad de los ciudadanos en casos en los que, como en éste, no se tengan suficientes garantías. Ayuntamientos como el de Barcelona y Madrid ya se han declarado “libres de Glifosato”. Asimismo, este Real Decreto impone el desarrollo de medidas para informar y sensibilizar de los peligros de estas sustancias, “en especial referencia a los riesgos resultantes de su uso y posibles efectos agudos y crónicos para la salud humana (…), así como sobre la utilización de alternativas no químicas”.

La Administración competente puede limitar o prohibir el uso de productos determinados para garantizar la seguridad de los ciudadanos

Reivindicaciones recurrentes de grupos como Ecologistas en Acción, que solicitan medidas añadidas como la realización de estas tareas en horas de poco tránsito y la protección del espacio tratado para evitar el acceso público durante, y en las primeras horas posteriores al tratamiento, especialmente en colegios, residencias de ancianos o centros de salud.

El Glifosato es el herbicida más usado en el mundo. Además, es empleado en aproximadamente 750 productos de uso agrícola, forestal y urbano. En principio, la patente perteneció a la multinacional Monsanto, pero desde hace varios años cualquier laboratorio puede producirlo, lo que dificulta el seguimiento y análisis de los productos derivados que llegan al mercado.

Infografía de Efe.com – Pinterest.

*La información publicada ha sido contrastada por diversas fuentes que prefieren guardar anonimato.

Por Miguel Ángel Laguna.

Categorías

Noticia

Un comentario sobre "Operarios del Ayuntamiento de Écija fumigan con Glifosato, un peligroso herbicida, sin las medidas de seguridad obligatorias" Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: