Saltar al contenido

Las redes sociales como herramienta de empoderamiento ciudadano

En tiempos de big data, censura digital y fake news, M. Ángeles Diazmo demuestra que las redes sociales también pueden ser útiles para hacer el bien. Hace siete años creó un grupo de Facebook para encontrar empleo; en marzo de este año nació el segundo, para hacer críticas o recomendaciones al Ayuntamiento. Hoy, son plataformas que ayudan de forma efectiva a la ciudadanía.

“Quejas y Sugerencias al Ayuntamiento de Écija” cuenta, tras apenas tres meses de vida, con 290 miembros y una alta participación. El grupo destinado a encontrar trabajo, “Empleo en Écija: ofertas y demandas”, tiene ya 5.460 personas miembras y una actividad frenética. A diario aparecen nuevas ofertas de trabajo y publicaciones de vecinos que se ofrecen para trabajar. A diferencia de las tradicionales Infojobs o LinkedIn, funcionan como plataformas libres, sin coste, sin gestiones para el registro o la publicación, facilitando el acceso a las personas con menos conocimientos sobre las nuevas tecnologías.

Cabecera del grupo de Empleo en Facebook.

A María Ángeles, la auxiliar de enfermería de 57 años que ha creado ambos grupos, la idea le viene de lejos: “Llevaba unos años con una página web que creé sobre Écija, en la que tenía una sección de empleo que era muy estática, de difícil acceso. La gestionaba a través del correo electrónico, y al ver que en Facebook la gente ponía anuncios demandando y a veces ofreciendo empleo, decidí que sería interesante formar un espacio dentro de esta red social que reuniera todos esos anuncios para facilitar el acceso a los mismos.”

Ariel tiene 44 años, es auxiliar administrativo y actualmente está buscando trabajo. Ayuda desde hace algún tiempo a M. Ángeles en la gestión del grupo Empleo en Écija.  

M. Ángeles, creadora de los grupos, en su vivienda.

¿Cómo trabajáis?

Ariel: Entramos a diario y vamos aprobando las solicitudes sobre la marcha (aunque a la gente le cuesta responder a 3 simples preguntas…) y moderando, si hiciera falta, los posts de oferta y demanda. Se gestiona casi solo; de vez en cuando hay que eliminar algún post porque incumple algunas normas; principalmente, la venta de algo o publicidad propia de un negocio”, nos cuenta.

Más cercanía y mejor accesibilidad

¿Qué ventaja ofrecéis respecto a plataformas similares?

M. Ángeles: Mas cercanía y mejor accesibilidad. Se participa de un modo más desenfadado que en otras plataformas.

Ariel: La principal ventaja es la inmediatez de esta red social. Hoy casi todos tenemos un perfil aquí, y una imagen vale más que mil palabras. Es muy rápido y “escandaloso” subir una foto de algo que está mal en el pueblo y enseguida hay reacción por parte de los seguidores. Creemos que el Ayuntamiento está un poco al tanto (aunque también hay otros grupos de la misma temática). Ahorras mucha burocracia al utilizar este medio. Por ejemplo, en el grupo de empleo: tal como publicas la oferta vas viendo y filtrando a posibles aspirantes al puesto.

Cabecera del grupo de quejas y sugerencias en Facebook.

¿Cuáles son las reglas de participación?

M. Ángeles: En el grupo de Quejas y sugerencias, todavía no están publicadas. En el grupo de empleo, hay que decir de qué se trata el empleo; se prohíbe la venta de artículos, las promociones y el spam, así como el sexismo, el acoso, y los discursos de odio; y, por último, debe respetarse la cordialidad, la amabilidad y la privacidad de las conversaciones y las personas que forman parte.

¿Qué problemas enfrentáis en la gestión diaria de los grupos?

Ariel: La publicidad descarada de un negocio o la venta directa de artículos; la falta de respuestas a un simple y rápido cuestionario de 3 preguntas al solicitar formar parte del grupo; es también decepcionante ver el poco entendimiento de algunas personas en determinados anuncios, al pretender casi que las llamen, o no hacer el más mínimo trabajo para investigar dónde está localizada la oferta de empleo; la proliferación en un 90% o más de ofertas de ventas por internet de productos cosméticos. Pensamos que no son realmente buenas ofertas, pero tampoco las podemos omitir. El resto suele ser atención domiciliaria a personas mayores y hostelería.

Por Miguel Ángel Laguna.

Categorías

Entrevista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: