Saltar al contenido

Viaje a Nueva Icaria (VI)

Día 6 de viaje, 28 de agosto.

La mañana la he pasado limpiando y ordenando mi habitación. Luego, me acerqué al centro de abastecimiento a por comida, y al mediodía me hice una súper ensalada, con un montón de verdura fresca. Por la tarde salí a pasear con Sofía, y al pasar por una plaza, vi una enorme reunión de personas conversando. Sofía me dijo que se trataba de una asamblea de barrio, y a continuación me explicó en qué consistía.

La asamblea de barrio es donde reside el poder político. Es decir, donde las ciudadanas discuten sobre los asuntos de la ciudad de manera abierta, llegan a acuerdos y designan representantes que asisten a la asamblea de ciudad, en la que su función será, únicamente, la de trasladar los acuerdos de la asamblea de barrio y defenderlos. Luego, a su vez, en la asamblea de la ciudad se eligen una serie de delegados, encargados de gestionar y ejecutar la voluntad de las personas. En la asamblea había gente de todas las edades y estaban distribuidas en círculo. Discutían con auténtica pasión, mientras yo seguía preguntando a Sofía sobre su sistema democrático.

-Sofía, ¿Hay votaciones?

-Sí, y en el caso de que no se llegue a un acuerdo se vota y se hará lo que proponga la mayoría.

-¿Y tenéis partidos políticos y elecciones?

-No, no son necesarios. En nuestro sistema las decisiones las tomamos directamente las ciudadanas al contrario que en vuestra época, donde elegíais representantes para darles vuestro poder político.

-Además de la asamblea de barrio y de ciudad, ¿hay algún otro órgano político?

Pues si. Cuando hay que tomar decisiones o gestionar asuntos que implican a más ciudades, se reúne la asamblea comarcal. Allí se congregan una serie de ciudades cercanas entre sí. Y además de esa, está la asamblea confederal donde se deciden y gestionan aquellos asuntos que afectan a varias comarcas. Pero todas ellas cumplen con los acuerdos de las asambleas barriales.

-¿Por cuántas ciudades está formada esta comarca? -Pregunté.

Nuestra comarca esta formada por tres ciudades y nuestra confederación por siete comarcas. —Respondió Sofía.

Nos sentamos un rato entre las personas que había en la asamblea. Me impresionó mucho el respeto que tenían por el turno de palabra. Cuando alguien hablaba, los demás escuchaban atentamente. Todas las personas hablaban con mesura, sin excederse en sus intervenciones y de manera coherente y argumentada. Pero para mí lo más importante era que, cuando hablaban, no opinaban diciendo “hay que hacer” o “deberíais hacer”. Al contrario, intervenían utilizando el “podemos hacer”. De esta manera, se incluían como sujeto activo y asumían compromisos para mejorar la realidad de la ciudad. El respeto que se vivía en la asamblea no estaba reñido con que hubiera posturas enfrentadas y se discutiera en profundidad, en ocasiones sin llegar a consenso.

Tras un buen rato, la asamblea terminó y las personas comenzaron a marcharse, conversando sobre los acuerdos que se habían alcanzado. Por nuestra parte, seguimos el ejemplo de las demás y nos fuimos de la plaza.

Sofía me invitó a asistir a una obra de teatro y la idea me pareció estupenda. La función se representaba en el ateneo, que era un recurso que había en cada barrio. En estos espacios, las ciudadanas cultivaban todas las expresiones artísticas y culturales; desde el teatro a la música o la literatura. El ateneo disponía de una biblioteca, aulas donde se impartían las clases de las distintas disciplinas y varios salones multiusos para realizar conciertos, exposiciones, representaciones, etc. Entramos en uno de esos salones multiusos donde iba a dar comienzo la obra, y fue una maravilla. Me conmovió profundamente y me hizo reflexionar sobre muchas cosas.

Después de la maravillosa sesión de teatro, me fui hacia casa pensando en todo lo que había visto. Al llegar, me eché en la cama intentando imaginar qué otras sorpresas me depararía este lugar.

Obra de Juan Manuel Luna (Zambra-Baladre, 2013).

Juan Manuel Luna.

Categorías

Relato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: