Saltar al contenido

Movilizaciones por la emergencia climática en Écija

El pasado fin de semana, coincidiendo con la huelga mundial por el clima, la Coordinación Medioambiental Astigitana organizó varias actividades de reivindicación y sensibilización con el objetivo de alertar de la emergencia climática que vive la comarca y reclamar medidas urgentes.

Cartel presentado por el colectivo ecologista.

El viernes, desde las primeras horas de la mañana, el colectivo colocaba una mesa informativa en el Bulevar de la avenida del Genil para acercar a la ciudadanía un manifiesto con un conjunto de propuestas “para una Écija con futuro”. Estructurado en varios bloques como Agricultura, Residuos o Zonas Verdes, el documento contempla medidas como la creación de un cinturón verde que, desde la ribera, circunde al pueblo; un servicio municipal de compostaje de residuos orgánicos; un programa de formación en agricultura ecológica, que capacite y genere mano de obra en un sector que debe ser clave en la región; o el cese del uso del glifosato, un herbicida empleado por los servicios municipales a pesar de su peligrosidad.

Aguardaba la tarde, además, un emotivo encuentro entre luchas sociales. Los integrantes de la Marcha por las Pensiones Dignas, a su paso por Écija camino de Madrid, tuvieron el encomiable gesto de acercarse a saludar y apoyar a las personas concentradas. Un ejemplo de empatía, teniendo en cuenta el camino a pie desde Rota, las noches de polideportivo y los kilómetros que esperaban a estos rebeldes con causa.

Miembros de la Marcha por las Pensiones Dignas, en un momento de encuentro.

En una jornada larga y fructífera que no acabaría hasta la caída de la noche, el colectivo reunió en torno a 500 firmas y compartió inquietudes y voluntades con una población que se mostró muy receptiva. Asimismo, la COMA, tratando de primar la acción directa, aprovechó la ocasión para repartir a los firmantes sobres con semillas silvestres de algarrobo y lavanda que, con un poco de ayuda, contribuirán a la reforestación masiva que impulsa el colectivo.

El Bulevar, durante la tarde del pasado viernes.

Con la jornada del sábado como impás, el domingo comenzaba en el árbol de colores del puente romano. Un símbolo histórico del ecologismo local. Las personas congregadas, de todas las edades, iniciaban a las 11 h. una marcha peatonal y en bicicleta por el carril bici -infraestructura vital que ha sido recientemente ampliada por el Ayuntamiento- que concluiría ya entrado el mediodía en el parque de Los Toreros. Allí, tras reponer fuerzas y refrescarse en una jornada muy calurosa, los participantes más pequeños aprovecharon para jugar mientras los mayores realizaron la plantación de un pino piñonero, árbol propio de la cuenta mediterránea que acompañará a otros ejemplares autóctonos como el acebuche, o alóctonos naturalizados como el ginkgo biloba o el aloe vera, y a numerosas plantas aromáticas que han sido llevadas por el colectivo ecologista a este barrio que ahora huele a orégano, tomillo y romero.

Por Miguel Ángel Laguna.

Categorías

Crónica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: